Home » » La renuncia del Papa

La renuncia del Papa


Les comparto a ustedes, un articulo de mi hermano sacerdote, el Pbro. Juan Galván Sánchez:

En la Santa misa del lunes 11 de Febrero del presente, pregunté a los fieles si era normal que un Papa renunciara, haciendo la interrogación en el contexto de la Homilía. Sí, ya sé que en esa parte de la celebración Eucarística el sacerdote no puede interactuar con los fieles laicos, como lo prescribe la liturgia, pero lo que sí se puede hacer es motivar a la reflexión, al análisis de lo que acontece en el mundo. Y después de asimilar el contenido de la pregunta, algunos de los asistentes movieron su cabeza de un lado para otro, lo que en nuestra cultura equivale a un “no”. De esa manera dijeron que no es normal que un Papa renuncie a su noble tarea de ser el Vicario de Cristo y Sucesor de Pedro, que fue el primero de todos los Papas. Por mi parte, para desconcierto de algunos, por más de una vez moví mi cabeza de arriba hacia abajo.

Efectivamente, es normal que el Sumo Pontífice renuncie a su cargo, tal como está previsto en la Legislación Canónica, que Benedicto XVI bien conoce, pues él es el principal legislador de la Iglesia. Al respecto, dice el Canon 332 & 2: “Si el Romano Pontífice renuncia a su oficio, se requiere para la validez que la renuncia sea libre y se manifieste formalmente, pero no sea aceptada por nadie”. En este contexto, cabe hacer una distinción entre normal y usual. Lo usual es lo que se ve con frecuencia, lo acostumbrado, lo habitual, aunque no siempre esté apegado a la ley. En cambio, lo normal es lo que está en el marco de la norma, de la ley, aunque no sea usual. Ciertamente no es usual que los Papas renuncien a su cargo, como lo demuestra la historia, pues el último que renunció fue Gregorio XII en el año 1451, es decir, hace casi 600 años; y los demás que han renunciado a lo largo de la historia de la fe católica se cuentan literalmente con los dedos de una mano. Por eso la noticia aquí comentada causó gran sorpresa, sin embargo, como ha quedado dicho, es normal que el Papa renuncie.

La decisión tomada por Su Santidad ha dado mucho de qué hablar y, sin duda, los micrófonos seguirán siendo utilizados, las plumas continuaran plasmando su tinta, los comentarios se seguirán escuchando y, en buena medida, los instrumentos fruto de la tecnología, serán los medios a través de los cuales la gente emitirá sus puntos de vista. Como ya se puede constatar, las opiniones al respecto van en los más diversos sentidos; algunas muy objetivas, otras sumamente apasionadas; algunas basadas en información precisa, otras, fruto de la imaginación y hasta de la maldad. No faltan las que descalifican al Papa, a los sacerdotes y a la Iglesia; también hay voces que expresan bondad y no se basan en percepciones o conjeturas.

A manera de análisis, cabe decir que es preocupante que no sean pocos los que lancen la primera piedra, es decir, los que casi todo les parezca mal y por ello descalifican, en este caso al Papa y a la Institución que representa. La preocupación surge con base en lo que afirma la psicología, pues la percepción es proyección. Esto es, si alguien “percibe” que una situación está mal, quizás los lentes con que mire esa realidad están muy manchados y no le permiten ver la bondad que encierra dicha situación; o dicho de otra manera: “Más bella ve la realidad quien más belleza lleva dentro”. Por eso, es sintomático que haya tantas críticas dirigidas a la Iglesia, aunque esto no deja de interpelar a quienes pertenecemos a ella y al escuchar las diferentes voces tendremos que distinguir cuáles corresponden a la verdad y cuáles provocan confusión y difunden información equivocada o parcial. En cualquier caso, hay que estar atentos, pues el camino más seguro al error es aquel que está señalado con verdades a medias y a él no queremos llegar. Anhelamos más bien, que la realidad se juzgue con objetividad, es decir, que se hable no sólo de los fallos sino también de los muchos aciertos del Papa y de la Iglesia.

Pbro. Juan Galván Sánchez
Comparte este articulo :

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Soporte : Diocesis de Celaya | OFS en Mexico | Sacerdotes Catolicos
Copyright © 2013. Padre Carlos Sandoval Rangel - Todos los Derechos Reservados
Sitio creado por Pastoral de la Comunicacion Publicado por Sacerdotes Catolicos
Accionado por El Hermano Asno
-->